.

Primeros pasos para conseguir una buena reputación digital.

¿Qué es la reputación digital?

¿Cuál es la influencia de la reputación digital en el éxito empresarial?

¿Cuáles son sus beneficios?

¿Cómo puedo saber cuál es mi reputación digital?

 ¿Qué es la reputación digital?

La Reputación Online es la forma en que el público en general entiende tu marca. Esta es clave para cualquier persona que quiera ser conocida y reconocida en el mundo actual. Da igual tu sector, si no estás en la red, no existes. Si por el contrario ya estás, debes hacerlo bien, ya que una mala gestión puede hacer que pierdas trabajo, clientes y caiga tu reputación profesional y personal. 

 ¿Cuál es la influencia de la reputación digital en el éxito empresarial?

Para comprender mejor la influencia de la percepción pública de una marca en el rendimiento de un negocio, hay que investigar el comportamiento de compra del consumidor actual. 

Actualmente, los consumidores son los verdaderos protagonistas. Ahora, el consumidor tiene muchísimas armas y herramientas a su disposición para protegerse de productos y servicios engañosos. 

La publicidad y la propaganda ya no son el corazón de los negocios, por lo que la empresa que no desarrolle formas de ganarse el aprecio y la confianza de su audiencia, puede pagar un alto precio por ello. 

¿Cuáles son sus beneficios?

Uno de los aspectos positivos de la reputación digital con respecto a la reputación de la “vida real”, es que la primera te permite medir los resultados que se van obteniendo, ya sean a través de la web o a través de las redes sociales. Es importante conocer el impacto que se está teniendo en internet, si el público objetivo al que nos estamos dirigiendo es el correcto y en el caso de que no, rectificar a tiempo para poder cumplir los objetivos propuestos previamente. 

Además, una presencia adecuada y trabajada en la red hará que haya un aumento de visibilidad de la compañía, más allá de su entorno físico. Si los procesos para conseguir esa visibilidad se llevan a cabo de manera correcta, se podrá llegar a nuevos clientes procedentes de los motores de búsqueda, de páginas verticales o del sector, de medios de comunicación, compradores, etc. 

Por otro lado, si se logra una buena estrategia en la red y los usuarios están satisfechos con los servicios y atención, sus opiniones y recomendaciones positivas serán muy valiosas para seguir creciendo en imagen y atraer más clientes. 

También, si la empresa cuenta con un buen servicio de atención al cliente en la red, conversa con los usuarios a través de las redes sociales, el chat de la página web, los comentarios del blog y el formulario de contacto, los clientes actuales y los clientes potenciales verán que la empresa es cercana y rápida a la hora de responder y gestionar cualquier problema. Todo ello hará que incremente la confianza de los clientes actuales, que seguirán con la empresa por más tiempo y así consolidar clientes potenciales tras contactar con la compañía a través de la red. 

¿Cómo puedo saber cuál es mi reputación digital?

Saber cuál es tu reputación online es algo sencillo de averiguar. Si nunca te has buscado en internet, hazlo. Pon el nombre de tu empresa en Google y mira: ¿Sales en las búsquedas? ¿En qué posición sales? ¿Se dice de ti lo que quieres que se sepa? ¿Qué aparece en las primeras búsquedas?

Es muy probable que en los primeros resultados salgan cosas que no te interesen. Aunque no es fácil, con un buen plan de trabajo de reputación digital y un trabajo constante, podrás conseguir buenos resultados. 

Te proponemos 3 elementos que deberías trabajar para tu reputación digital:

1. Redes sociales:

Según el sector en el que te muevas y dónde se concentre más tu público objetivo, elige las redes sociales que más te interesan y empieza a trabajarlas. Es muy importante medir y monitorear cómo van tus redes, si tu público crece, si sus datos demográficos concuerdan con lo que buscas, si tus publicaciones tienen interacción… 

Es muy importante interaccionar con tu público. ¿Cómo? Contesta todos los comentarios, tanto los positivos como los negativos.

2. crea tu propia web

Si es personal, sube tu portfolio para que tus trabajos estén visibles y redacta un blog que te permita que te posiciones (debes trabajar el SEO). Si es una web de empresa, también es muy importante que cuides la imagen. 

 

3. Posicionamiento en Google

Lo primero es ver qué dice de ti Google. Si hay cosas que quieres cambiar, será un trabajo duro y habrá que limpiar la web. 

Una vez tengas este trabajo listo, debes comenzar a trabajar con las redes sociales y el blog.

Estos son algunos de los objetivos que te debes marcar. Hay muchas más prácticas y este es un trabajo de fondo que se consigue con tiempo y dedicación.

Estamos seguros que poco a poco los resultados serán positivos e irán dando sus frutos.

¡No dudes en contactarnos si tienes cualquier cuestión!

Llámanos

636 583 590

UBICACIÓN

Calle Perafán de Rivera 6 P2, P 2

horario

L-V: 9am – 9pm

Email

contacta@garbaumarketing.com

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.    Configurar y más información
Privacidad